Skip to content
burnout

Síndrome de burnout: cómo identificarlo y combatirlo

Artículo escrito por Carlos Quintana

Si alguna vez has sentido agotamiento mental, emocional y físico debido a razones de trabajo seguramente has sido víctima del denominado síndrome de burnout o síndrome del quemado. En el siguiente artículo miraremos de qué se trata dicha enfermedad explorando detalles sobre las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de esta patología que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

Qué es el síndrome de burnout

Para entender en qué consiste este síndrome laboral, es necesario comenzar definiendo qué es burnout y cuáles son las principales causas de ello. Para esto, comenzaremos viendo lo que dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) con respecto a esto.

Qué es burnout

Según la OMS, se trata de un síndrome derivado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no fue gestionado con éxito. Partiendo de dicha definición de burnout, podemos ver que el estrés laboral se presenta como la causa principal de esta enfermedad que desde 2019 hace parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS.

Obviamente, esto no significa que la culpa sea del individuo que padece la enfermedad. Por el contrario, la raíz de esta generalmente se encuentra amparada por fallas estructurales como una mala gestión empresarial o la ausencia de una misión, visión y valores que faciliten la protección del capital humano de la empresa.

Finalmente, es importante señalar que el término inglés “burnout” se equipara en español con palabras como “quemado”, “quemarse”, “agotamiento” y “desgaste”. Por esta razón, cuando se habla de dicha enfermedad también se utilizan términos como “síndrome del quemado”, “síndrome de estar quemado” o simplemente “agotamiento laboral”.

Causas del síndrome de burnout

Ya vimos que el estrés crónico es la causa principal del burnout laboral. Por esta razón, para entender cuáles son las causas del síndrome es necesario entender cuáles son las causas del estrés laboral.

En líneas generales, podemos decir que las causas del estrés laboral están reunidas en torno a nueve categorías que se conocen como los “peligros del estrés”. Descubrámoslas y veamos algunas de las principales manifestaciones:

  1. Características del puesto (tareas monótonas, ausencia de retos)
  2. Volumen y ritmo de trabajo (exceso de trabajo, plazos y entregas estrictos)
  3. Horario de trabajo (jornadas largas, mala gestión de turnos)
  4. Participación y control (poca participación y ausencia de control sobre el propio trabajo)
  5. Perspectivas profesionales, posición y salario (inseguridad laboral, bajo reconocimiento)
  6. Papel en la empresa (papel indefinido, funciones contrapuestas)
  7. Relaciones interpersonales (mala supervisión, malas relaciones con los colegas)
  8. Cultura institucional (mala comunicación, ausencia de tipos de liderazgo)
  9. Relación entre la vida laboral y familiar (falta de apoyo mutuo entre ambos ambientes)

Por lo general, el síndrome de burnout se presenta a través de una combinación de algunos de los peligros antes citados. Entre más grande sea el número de factores que se combinan, mayor el nivel de estrés que se genera en el individuo y por consiguiente mayor el impacto mental, físico y emocional sobre la persona.

Pero, ¿de qué forma se manifiesta el malestar provocado por el síndrome en las personas y cuáles son algunas de sus consecuencias para la empresa? A continuación una mirada a los síntomas del síndrome de burnout.

Personas en riesgo de sufrir el síndrome del quemado

El burnout puede aparecer sin que te des cuenta. Por lo tanto, es importante que sepas quiénes son las personas más propensas a sufrir esta dolencia: 

  • Personas que se implican excesivamente en su trabajo: no son capaces de separar la vida personal de la profesional. 
  • Profesionales relacionados con la atención directa a otras personas: los médicos, enfermeras, dependientes, comerciales, cobradores, y en general todos aquellos que tienen que prestar directamente el servicio al cliente. 
  • Trabajadores poco motivados: que se aburren con lo que hacen, que sienten monotonía y que sus tareas no son retadoras. 
  • Personas excesivamente responsables: que asumen muchas tareas que no les corresponden. 
  • Trabajadores que no ejecutan bien las instrucciones de sus superiores: que no aceptan la autoridad y consideran que las instrucciones son recriminaciones. 
  • Personas tóxicas: el quemado puede ser tóxico para el resto de sus compañeros. Pero también hay personas tóxicas que provocan el burnout en el resto de compañeros o empleados que tienen que soportar sus comportamientos. 

Síndrome de burnout: síntomas

Cuando hablamos de los síntomas del síndrome de burnout podemos hacerlo a nivel del individuo y a nivel de la empresa. En otras palabras, los efectos del estrés laboral afectan tanto al trabajador como a la organización para la cual este trabaja. 

A nivel individual, nos gustaría comenzar listando los tres principales síntomas que la OMS asocia con el síndrome de burnout:

  1. Sentido de pérdida de energía o agotamiento.
  2. Aumentado distanciamiento mental del propio trabajo o negatividad y cinismo con respecto al mismo.
  3. Marcada reducción del rendimiento profesional.

Sin embargo, vale la pena ampliar la lista anterior con la siguiente imagen en la cual exponemos algunos de los síntomas más reconocidos en esta enfermedad:

sindrome de burnout sintomas

Algunos síntomas adicionales incluyen problemas de memoria, dificultad para tomar decisiones, depresión crónica, tendencia a llorar, pérdida de empatía e idealismo, y afecciones físicas como resfriados rutinarios y problemas cardiovasculares.

Por su parte, a nivel de la empresa, los síntomas del burnout se traducen en una serie de problemas que afectan todos los niveles de la organización. Veamos algunos de ellos:

  • Aumento del absentismo entre los trabajadores.
  • Baja productividad y rentabilidad del negocio.
  • Aumento de demandas contra la empresa (por parte de los empleados) que perjudican la imagen corporativa de la misma.
  • Dificultad para atraer y contratar nueva mano de obra.
  • Alta rotación del personal en detrimento de los procesos de planeación estratégica de la organización.
  • Problemas para generar un servicio al cliente de buen nivel e incremento de quejas por parte de los usuarios.

Como puedes ver, los síntomas del burnout tanto para el individuo como para la empresa no solo son bastante evidentes sino que se traducen en una serie de problemas con consecuencias devastantes. 

Ahora que ya sabemos qué es síndrome de burnout y cuáles son sus síntomas, nos gustaría enfocarnos en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad a nivel individual. 

Diagnóstico del síndrome de burnout

Como acabamos de ver, el agotamiento laboral tiene manifestaciones muy claras para los individuos que sufren de dicho problema. Por esta razón, podríamos decir que el diagnóstico del síndrome de burnout es bastante sencillo si salen a flote dichos síntomas.

Sin embargo, el diagnóstico requiere de un examen de tipo psicológico que debe ir más allá del evidente malestar físico que se presenta. Para esto, es importante que el diagnóstico se establezca a través de un test especializado que permita identificar las principales causas de estrés.

Hoy en día existen muchos tipos de tests que permiten evaluar dicha enfermedad. Sin embargo, el cuestionario Maslach Burnout Inventory (MBI) es el test de síndrome de burnout más usado en la actualidad.

A través de dicha prueba se miden los siguientes tres aspectos:

  1. Agotamiento o cansancio emocional (mide la fatiga generada por las exigencias del trabajo).
  2. Despersonalización (evalúa el nivel de apatía y distanciamiento frente al trabajo).
  3. Realización personal (analiza el nivel de realización personal en el trabajo).

Igualmente, esta prueba está compuesta de 22 enunciados (positivos y negativos) que el individuo debe valorar con una escala de 1 a 6 para entender la severidad de la enfermedad. Los siguientes son algunos de los enunciados de este famoso test de síndrome de burnout:

  • Cuando termino mi jornada de trabajo me siento agotado.
  • Cuando me levanto por la mañana y me enfrento a otra jornada de trabajo me siento agotado.
  • Siento que trabajar todo el día con la gente me cansa.
  • Siento que estoy influyendo positivamente en las vidas de otras personas a través de mi trabajo.
  • Creo que consigo muchas cosas valiosas en este trabajo.
  • Me siento como si estuviera al límite de mis posibilidades.

Obviamente, este test de síndrome de burnout debe ser administrado por un profesional de recursos humanos e idealmente debería hacer parte de la política de prevención de estrés laboral de la empresa.

Tratamiento del síndrome de burnout

La mejor forma de contrarrestar el síndrome de burnout consiste en prevenir su aparición. En otras palabras, la gestión y filosofía de la empresa deben promover valores y principios que sean capaces de construir un ambiente de trabajo sano y libre de estrés. 

Sin embargo, si esta táctica de prevención no ha sido puesta en marcha y el síndrome del quemado se ha adueñado de ti, te aconsejamos que pongas en marcha el siguiente plan de acción paso a paso: 

1. Sé consciente de que te puedes recuperar

El primer paso para recuperarse del síndrome de burnout laboral consiste en tener conciencia acerca del hecho de que es posible recuperarse. Sin embargo, para que esto ocurra es necesario adoptar una actitud dispuesta a un cambio drástico.

2. Escucha las señales de tu cuerpo

Si sientes cansancio, apatía, fatiga y mal humor con respecto a tu trabajo es el momento de hacer una pausa. Este es el momento de pensar sobre lo que significa tener una buena salud y el modo en el cual un cuerpo sano contribuye a una sensación de bienestar.

3. Haz ejercicio

Como consecuencia de lo anterior, es fundamental que encuentres un espacio para incorporar en tu vida algo de actividad física. Aún si no logras adoptar una rutina de ejercicios, es importante que al menos trates de salir a caminar con frecuencia para promover otro estado mental.

4. Toma unas vacaciones o una pausa del trabajo

La idea central de este paso consiste en alejarte de todo aquello que te ha llevado a sufrir del síndrome del quemado. Al hacer esto, no solo podrás relajarte sino que también serás capaz de volver a encontrar tu equilibrio.

5. Evalúa tus valores y objetivos personales

Cuando regreses al trabajo seguramente no habrá cambiado nada. Sin embargo, necesitas un espacio para encontrar soluciones a largo plazo con respecto a aquello que provocó el estrés laboral.

Por esta razón, es fundamental que analices con cuidado cuáles son tus valores y objetivos personales. Muy posiblemente, la causa principal del síndrome de burnout laboral que estás sufriendo se debe a que tu trabajo no va de la mano con tus valores y objetivos.

6. Invierte en ti mismo

Finalmente, es importante que inviertas tiempo en ti mismo para que puedas recuperarte. Una vez que hayas tomado una pausa y hayas entendido aquello que te ha llevado a sufrir de esta enfermedad, puedes dedicarte a recuperar tu equilibrio y energías.

Ten presente que este proceso puede perfectamente terminar con el abandono de tu trabajo actual. Sin embargo, siempre terminarás ganando si favoreces tu bienestar y miras con optimismo un futuro en donde existe un amplio rango de ideas de negocios exitosos para ganar dinero y vivir una vida mucho más equilibrada.

burnout tratamiento

Como puedes ver, el síndrome de burnout laboral representa un problema muy serio para el individuo y para la empresa. Si sufres de dicha enfermedad, te invitamos a que sigas los consejos que te acabamos de dar.

Por el contrario, si eres el dueño de una empresa y de verdad quieres conseguir una ventaja competitiva en el mercado, te invitamos a que inviertas tiempo en crear un ambiente de trabajo libre de estrés que sepa darle el justo valor a todos los miembros de tu equipo.

Si quieres comenzar a crear dicho tipo de ambiente de trabajo, te invitamos a que te suscribas a nuestro blog para que descubras innumerables consejos que te ayudarán a ser un mejor emprendedor.

Prevención de este síndrome

Como sucede con todas las enfermedades, el mejor tratamiento es la prevención. Por esa razón, la mejor forma de evitar el burnout es evitando caer en el mismo. 

Sin embargo, esta tarea debe iniciarse en el ámbito laboral por parte de la empresa. 

La empresa debe analizar cuáles son las situaciones generadoras de estrés laboral y evitarlas en la medida de lo posible. Por otra parte, también es importante evitar las sobrecargas de trabajo que recaen sobre determinados empleados. En ese caso, el empresario debe prever los picos de actividad y reforzar la plantilla para apoyar a aquellos compañeros que sean susceptibles de quemarse por un exceso de trabajo. 

Desde el punto de vista de los trabajadores, también es bueno que cambien su actitud ante los problemas. Para ello, la comunicación con sus compañeros y jefes es fundamental. 

Es mucho mejor expresar los problemas de un modo asertivo, antes de que estos se vayan enquistando y provocando síndromes más complejos de tratar. 

Por último, los trabajadores también deben aprender a gestionar sus expectativas haciendo que sus ambiciones sean más equilibradas y basadas en la realidad de la empresa. 

¿Quieres saber más?

Relacionados