Dinero.

Está en la mente de todos. Todo el tiempo.

Desafortunadamente, no siempre es algo positivo. En una encuesta de Northwestern Mutual, el 44% de las personas dijo que su mayor causa de estrés es el dinero.

importancia de las finanzas personales

Si eres una de las personas que siente que sus finanzas personales podrían necesitar una mejora (o que son un desastre total), hay buenas noticias: estás a tiempo para actuar. Y tienes muchas opciones para conseguir llegar a donde quieres estar.

El problema es que todo el tema de las finanzas personales puede resultar abrumador de forma muy rápida.

¿Cómo puedo saldar todas mis deudas? ¿Cuál debería ser mi presupuesto? ¿Cómo puedo cambiar a una mentalidad a largo plazo en lugar de simplemente pagar las facturas de este mes? ¿Como llevo un control de mis finanzas? ¿Cuál es el propósito de un plan financiero?

Estas preguntas son todas más comunes de lo que crees.

Si bien hay mucho que aprender y muchas opciones, no te preocupes. El primer paso es relajarse e ir poco a poco. Y, para eso estamos aquí.

En este artículo, vamos a demostrarte la importancia de las finanzas personales, analizando los elementos, objetivos y clasificación de las finanzas para que puedas entender los aspectos claves para identificar el estado de tus finanzas. 

También veremos una lista de 5 sencillos pasos para guiarte en tu camino de planeación y educación financiera personal, así que empecemos.

¡A por ello!

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

¿Qué son las finanzas personales?

En pocas palabras, el concepto de finanzas personales hace referencia a lo que haces con todo el dinero que ganas o recibes.

Por ello, las finanzas personales generalmente implican tener un plan específico para el dinero que tienes. ¿Pero sabes cuánto dinero tienes?

Para descubrirlo deberías aplicar la definición de finanzas personales, es decir, sumar todos tus ingresos personales y restarlos al ahorro, gastos, protección de activos e inversión para el futuro.

elementos de las finanzas personales basicas

Clasificación de las finanzas personales básicas para la organización financiera

Ahora que ya entendemos el concepto principal, vamos a detenernos un poco más en cada uno de los elementos de las finanzas personales básicas:

  • Ingresos personales: todo el dinero que ganas o recibes. Pueden venir de tu salario, pensión, pago de dividendos, ingresos pasivos, herencias, etc.
  • Gastos: ¿dónde se va tu dinero? En esta categoría incluimos el pago de necesidades como la vivienda, la comida o actividades de ocio o hobbies.
  • Ahorro: En la actualidad, seguramente tengas la gran mayoría de tus ahorros en una cuenta corriente o una cuenta de ahorro de bajo riesgo. 

¿O eres de los que guarda el dinero debajo del colchón? Cuéntanoslo en los comentarios.

  • Inversión: las inversiones típicas incluyen acciones, bonos, fondos de inversiones, así como inversiones inmobiliarias o empresas privadas. Es una muy buena manera de ganar un dinero extra.
  • Protección: aquí incluimos el dinero destinado a accidentes o a sucesos imprevistos. Esto incluye seguros de diversa índole como pueden ser los seguros de vida aunque también puede incluir servicios de planificación patrimonial.

¿Pero qué tiene que ver todo esto con la organización financiera? 

Cómo hacer un plan financiero personal (+ejemplos)

“La teoría está muy bien…. pero ¿cómo organizar mis finanzas?”, te estarás preguntando. ¡Vamos a ello!

Un plan de finanzas personales o plan financiero personal debe ser único para cada persona. No existe una única forma correcta, pero hay algunas pautas que debes tener en cuenta a la hora de crear el tuyo propio.

Aquí tienes cinco fundamentos para administrar tus finanzas personales.

1. Reflexiona sobre tus objetivos y el propósito de las finanzas

finanzas en el hogar

Hablemos de lo "personal" en las finanzas personales. 

¿Para qué sirven las finanzas personales?

El propósito de llevar un control sobre tus finanzas es profundizar en tus propias necesidades, deseos y sueños y luego comprometerte a trabajar hacia ellos.

Así que ya no queda duda de la importancia de analizar las finanzas personales antes de gastar. Es esencial tener un plan financiero personal para tener éxito en nuestra vida.  

Para hacer un presupuesto y comenzar con el plan, necesitas comprender qué es lo que realmente quieres a corto y largo plazo.

Plantéate preguntas como:

  • ¿Dónde quiero estar en uno, cinco, diez y veinte años?
  • ¿Cuánto dinero quiero tener?
  • ¿Qué artículos quiero tener?
  • ¿Qué experiencias quiero vivir?
  • ¿Cómo es mi vida laboral, familiar y personal?
  • ¿Qué quiero cambiar de mi vida actual?

Si estas preguntas resultan intimidantes o si simplemente no conoces las respuestas, no te preocupes. El objetivo de este ejercicio no es planificar toda tu vida, sino reflexionar sobre ella para estar mejor preparado para comenzar a construir tu hoja de ruta.

Recuerda que un plan de finanzas personales es tan flexible como tu vida. ¡No lo trates como algo fijo e inamovible y trata de evitar la "parálisis del análisis" que te impedirá ponerte manos a la obra!

2. Evalúa tu situación financiera actual con un plan financiero personal

Ahora que ya hemos planificado un poco, es hora de pasar a la acción.

Antes de poder construir un plan de finanzas personales que realmente tenga sentido para tu vida y sus objetivos, debes comprender la situación en la que te encuentras actualmente. 

Este paso es esencial en tu planificación y educación financiera personal, así que no te lo saltes. 

Esto comienza con un simple análisis de un par de cosas:

  • Flujo de caja, o "dinero que entra frente al dinero que sale": cuánto dinero ganas y gastas cada mes.
  • Valor neto: el dinero y los activos que tienes ahora menos lo que debes en conceptos como tarjetas de crédito, pagos a plazos, préstamos...

Hay muchas formas de calcular esto.

Por ejemplo, la aplicación Mint permite reunir todos tus ingresos personales, inversiones y gastos para que poder tener una vista en tiempo real de estos valores. Hablaremos más sobre Mint más adelante.

Por ahora, vamos a hacerlo de manera convencional: usando una hoja de cálculo. Así que si te preguntabas cómo utilizarías la estadística para realizar la planeación de tus finanzas personales, aquí tienes la respuesta.

Hemos creado una hoja de cálculo en la que puedes escribir tus ingresos y gastos de cada mes.

plan financiero personal

Haz clic aquí para acceder a la hoja de cálculo. Ten en cuenta que no puedes escribir directamente en esta hoja; debes hacer una copia y guardarla en tu Google Drive, o descargar una hoja de Excel para usar en tu ordenador.

Recomiendo rellenar esta hoja de cálculo con la información de al menos los últimos seis meses para que pueda apreciar los patrones y promedios de los gastos. 

Además, esta hoja te servirá para las finanzas del hogar, pero también para una organización financiera más amplia. 

Cómo organizar mis finanzas personales con este ejemplo de plan financiero

Hemos configurado algunos cálculos rápidos para que no tengas que hacerlos todos a mano. Cuando introduzcas tus gastos del mes, como el alquiler, facturas de servicios públicos o el seguro dental, las cantidades se sumarán automáticamente en la fila 10. Lo mismo ocurre con los ingresos en la fila 4.

Luego, la hoja de cálculo toma el valor en dólares de la fila 4 y resta la fila 10. Verás este cálculo en la fila 2. Este es su flujo de efectivo, o la cantidad de efectivo que queda después de sus gastos.

Si el número resulta negativo, no te preocupes demasiado. Deberás enfocar tus estrategias de finanzas personales en hacerlo positivo y luego mejorar a partir de esa situación para comenzar a ahorrar.

¡Puedes hacerlo!

3. Controla préstamos y deudas, es clave en tu educación financiera

Si tienes deudas (tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos, etc), haz tu objetivo pagarlas lo más rápido posible. Cuanto más rápido mejor, porque pagarás menos intereses. Esto significa a su vez que conservarás una mayor parte de tu dinero a largo plazo. 

Ya ves, el control de finanzas empieza por el control del gasto, así que ¡a trabajar! Con un poco de esfuerzo, sí puedes conseguirlo.

Top5Credits tiene una excelente calculadora de deuda gratuita que puedes utilizar para ajustar tu presupuesto.

Introduce la información sobre tu deuda para calcular el importe adeudado, las mensualidades o cuánto tardarás en devolver el dinero.

planeación y educación financiera personal

Los números pueden ser fríos y crueles y afrontarlos puede resultar doloroso. Sin embargo, este paso es clave en la gestión de las finanzas personales. Puede doler mirar los números, pero este es un paso crítico en la gestión de las finanzas personales. Cuanto antes se elabore la hoja de ruta, antes podrás ejecutarla y más cerca estarás de la situación financiera con la que has estado soñando.

4. Establece (y cumple) un presupuesto que asegure el control de finanzas

Establecer y seguir un presupuesto es el paso más poderoso que se puede dar para garantizar una buena salud financiera. De ser así, aseguramos estar trabajando para alcanzar metas y establecer un número tangible a seguir te ayudará a ser responsable a lo largo del tiempo.

Ahora que sabes cuál es tu flujo de caja y tu endeudamiento, tienes una mejor idea de cuál debería ser tu presupuesto. Y lo repito una vez más: Para el control de las finanzas, hay que controlar el gasto. No hay otra manera. 

Ten en cuenta todos los gastos para un mes determinado:

  • ¿Tus gastos suelen superar tus ingresos personales?
  • Si es así, ¿por cuánto?
  • ¿Dónde puedes permitirte reducir gastos? (Entraremos un poco más en esto en la siguiente sección).
  • ¿Tienes oportunidad de ganar dinero desde casa u otra forma de aumentar tus ingresos?
  • ¿Cuánto dinero quieres dedicar al pago de deudas al mes? ¿Cuánto quieres ahorrar? ¿Cuánto quieres destinar a tu jubilación?

Elige una cantidad para gastar cada mes que pueda ayudar a cerrar la brecha entre gastos e ingresos personales o que te permita ahorrar más. Normalmente, las finanzas del hogar es una de las categorías que más permite recortar. 

Realice un seguimiento en la hoja de cálculo o aplicación para que puedas tomar responsabilidad todos los meses.

5. Intenta ahorrar dinero todos los meses

finanzas personales basicas

Todo buen asesor financiero recomienda la creación de un fondo de emergencia en tu plan financiero personal. Idealmente, este fondo cubre al menos de tres a seis meses de gastos en caso de que pierdas tus ingresos.

Si tienes que hacer frente a una deuda importante, puede parecer elevado ahorrar tanto dinero. Totalmente comprensible.

Pero puedes y debes empezar ahorrando aunque sea un poquito.

Comienza agregando 5€ a tu cuenta de ahorros. Incluye “Ahorros” en la hoja de cálculo como gasto para que puedas realizar un seguimiento.

Con el tiempo, a medida que te sientas más cómodo, puedes aumentar este número a 10€, luego a 20€, y así sucesivamente.

Si esto te resulta muy difícil, piensa en algunas formas de gastar menos dinero a diario.

Piensa en lo que realmente disfrutas y en lo que te puedes permitir reducir. No te tortures, es necesario que sigas haciendo algunas de las cosas que te hacen feliz. Esto también forma parte de tu planeación y educación financiera personal. 

De hecho, si te privas demasiado, tu salud mental comenzará a sufrir. Y eso frustra el propósito de todo esto, ¿verdad?

Comienza preguntándote qué gastos puedes reducir cómodamente sin que tu felicidad se vea gravemente afectada. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Busca artículos en oferta o versiones genéricas o de marca blanca de tus productos favoritos.
  • Nunca (y quiero decir NUNCA) vayas de compras cuando tengas hambre. 
  • Cocina más. No importa lo barato que sea el restaurante, cocinar siempre es más barato. 
  • Cancela o pausa todas aquellas suscripciones de las que puedas prescindir.
  • Explora intercambios de habilidades y servicios con personas como un corte de pelo a cambio de cuidar mascotas.
  • Si tienes coche, organiza más viajes compartidos con familiares y amigos.
  • Camina o utiliza la bici en lugar de tomar un Uber o conducir tu coche. No solo es más económico sino que además es más saludable y ecológico.
  • Vende cosas que tengas por ahí pero que nunca utilizas. 

Conviértete en un mago de las finanzas personales

Es posible que una vez te decidas a tomarte en serio tu situación económica no te resulte inmediatamente fácil. Pero a medida que comprendas mejor cómo funciona todo y combines ese conocimiento con tus propios objetivos y situación personal, te parecerá más sencillo.

Lo importante es observar de cerca dónde te encuentras ahora y a dónde quieres llegar. A partir de ahí, tienes muchas opciones y herramientas a tu disposición que te pueden ayudar a construir y mantener tu hoja de ruta financiera.

El mayor obstáculo será ser disciplinado y cumplir el presupuesto que te auto impongas.

¿Tienes un amigo o familiar con quien puedas contar para que te mantenga en el buen camino? 

Con un poco de planificación y trabajo, estarás bien encaminado para hacer realidad todas esas metas y sueños.

¿Quieres saber más?