Ecommerce y dropshipping en tiempos de Coronavirus – [Seguir facturando es posible]

Ana Llorente Pérez Dropshipping

5 minutos de lectura 0 comentario

El ecommerce logró una facturación de 3,55 billones de euros el año pasado y las predicciones eran aún mejores para 2020. 

No obstante, desde la explosión del brote pandémico del tan mencionado Coronavirus… ha ocurrido lo inimaginable: el mundo se ha parado. Y ya nadie sabe con certeza qué pasará en un futuro cercano.

Cabe pensar que los más afectados son, como de costumbre, los autónomos y emprendedores que no les queda otra que hacer lo imposible por mantener sus negocios a flote. 

Pero, ¿es el coronavirus un problema o una oportunidad para estos vendedores? Descubrámoslo.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

Dropshipping durante el coronavirus

“He doblado mi facturación en dropshipping durante el Coronavirus”, nos adelanta Agustín Arpa Gallofré, un dropshipper de éxito que asegura facturar más de 1 millón de euros al año por el dropshipping.

 

Sin embargo, no ha sido fácil. Las ventas no caen del cielo y eso es algo que Agustín conoce bien. 

Sus primeros pinitos en el emprendimiento fueron a la temprana edad de 14 años, con un negocio de reventa de teléfonos móviles por eBay. 

Desde entonces, se ha ido formando, aprendiendo de sus errores y mejorando cada día hasta llegar a donde ha llegado. Son precisamente su conocimiento y experiencia lo que le ha permitido reaccionar rápidamente, adaptándose a la nueva realidad que el mundo está viviendo. 

Adaptarse o morir

El 15 de marzo se decreta en España el Estado de emergencia, acordado un día antes por el Consejo de ministros y, con él, llega el primer confinamiento que promete tener una duración de 15 días naturales. 

Ese mismo día Agustín mira sus datos y ve cómo sus ventas han caído en tan solo un fin de semana un 95%. 

“El confinamiento crea un pánico brutal. El descenso en las ventas es catastrófico. El discurso solo habla de lo mal que va la situación. Los gurús recomiendan parar la publicidad, incluso dejar de vender”, explica.

Pero Agustín no entra en pánico. Consulta sus datos en tráfico y siguen intactos. 

Es domingo pero se marcha corriendo a su oficina. A trabajar, pero sobre todo a pensar. “El tráfico no había bajado, lo que significaba que la gente seguía visitando mi web, pero ¿por qué no compraban? Eso es lo que tenía que descubrir”, nos explica. 

Tras mucho indagar, considera dos posibles razones por las que sus ventas pueden haber decaído:

  • Los compradores tienen miedo de contagiarse a través de la paquetería.
  • Los usuarios temen que la entrega de pedidos se interrumpa. 

Agustín considera la primera opción menos probable, puesto que se ha demostrado que los paquetes son totalmente seguros. Los expertos defienden que el virus no puede sobrevivir mucho tiempo en la superficie de los empaquetados y, además, las empresas están tomando medidas muy estrictas (uso de guantes, mascarillas, etc.) para evitar la transmisión del virus. 

Por tanto, parece que la segunda opción es la ganadora. 

Simple y bueno dos veces bueno

Una vez establecida la causa, solamente queda pasar a la acción y encontrar la solución que combata el descenso en las ventas.

Un banner. “Decidí crear un simple banner en mi web que informase al usuario que seguíamos operativos y que los envíos estaban garantizados”, desvela Agustín entusiasmado.  

pedidos-ecommerce-coronavirus

Una idea ingeniosa que no se le había ocurrido ni a las grandes marcas. “Fui a otras tiendas online y a los grandes del ecommerce para ver si ellas tenían el mensaje y, así, redactar uno similar. Pero no encontré nada. Fuí de los primeros en reaccionar”, nos cuenta. 

Cuando le preguntamos cómo se le ocurrió esta idea su respuesta también es concisa: “Cualquiera que sepa un poco de ecommerce y marketing digital conoce que para vender online hay que eliminar objeciones, excusas para no comprar el producto”.

Por ello, un sencillo: Seguimos 100% operativos y garantizamos la entrega de todos los pedidos es la estrategia de venta necesaria en esta crisis.

Así de fácil fue como Agustín en tan solo 2 horas aumentó un 50% la conversión en su tienda.

¿Se siguen enviando los pedidos de dropshipping durante el Coronavirus?

entrega-pedidos-coronavirus

Cómo es lógico el COVID-19 ha tenido repercusiones en el dropshipping, pero Agustín nos informa que al menos en España, los envíos se están realizando. 

“La distribución con proveedores logísticos privados funciona bien. Las fábricas chinas se están reabriendo y aunque hay un pequeño retraso los pedidos se acaban mandando. La gestión aduanera también está funcionando sin problema. Y los pedidos con Correos, que habían sufrido un colapso total – también se están derivando a Correos Express”.

Además, también hay que considerar el tiempo de entrega de los pedidos. Los productos chinos importados tardan una media de 10-20 días en llegar, por lo que los márgenes todavía se respetan. “Y a la gente no le preocupa esperar. Aún podrá seguir disfrutando de sus adquisiciones cuando la cuarentena pase”.

Luz al final del tunel

El lunes amanecía soleado y Agustín veía cómo sus ventas seguían en aumento hasta doblar su facturación habitual. Este dropshipper de éxito demostraba que el negocio online seguía en pie y “la rueda seguía girando”. 

“Y no solo hemos doblado la facturación, también hemos doblado el tráfico a nuestra tienda, sin haber incrementado el gasto publicitario. El CPC (coste por click) y el CPS (coste por venta) se ha reducido a la mitad”.

“La gente está muy aburrida en casa. Al final tienen que encontrar algo con lo que entretenerse. Con los negocios físicos casi parados por completo, las tiendas de commerce tienen una oportunidad. La demanda crece al mismo tiempo que se reduce la oferta. Así que nos toca aprovechar el tirón: es un buen estímulo para la economía”, explica este dropshipper. 

Al mismo tiempo, Agustín es profesor de la escuela Emprendedores.com y todos estos consejos ya los ha comunicado a sus alumnos. Tal y como afirma, se trata de “informar al usuario”, aprovechar el “abaratamiento de la publicidad” y apostar por “productos en auge” durante el Coronavirus. 

Pero, ojo, sin jugar sucio. 

Dropshipping y buenas acciones durante el COVID-19

Muchos han sido los que han intentado aprovecharse de la crisis del COVID-19

De hecho, las grandes corporaciones se han visto obligadas a tomar medidas. Por ejemplo, Amazon banea a todo aquel que trata de vender mascarillas, geles desinfectantes y otros productos reclamo durante la cuarentena. 

Así que es el momento de demostrar que en el dropshipping también tienen cabida las buenas acciones. 

Cada gota cuenta

Agustín y su equipo ha organizado un crowdfunding con el que consiguieron recaudar más de 3000 euros en menos de 20 horas. El dinero ha ido destinado a la compra de 2500 mascarillas que han sido donadas al hospital de San Celoni,  localidad en la que residen. 

“En total hemos conseguido recaudar 5.500 euros y queremos hacer una última donación hasta llegar a los 6.000, que permita al hospital superar por completo la crisis del COVID-19”, explica este dropshipper de éxito.

También nos cuentan cómo lo hicieron. “Tenemos mucha experiencia en relación a cómo importar de China. He aplicado todo lo que sé sobre dropshipping para ayudar a este hospital: contactar con proveedores, planificar el envío, recaudar el dinero, etc.

Agustín nos demuestra que en estos momentos lo que importa es ayudarnos mutuamente porque juntos lo conseguiremos

Desde Oberlo, queremos darte ánimos y animarte a que si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en dejarnos un comentario. 

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

¿Quieres saber más?

Ana Llorente Pérez
Ana Llorente Pérez
Ana es una española marketiana enamorada de las redes sociales, el ecommerce y el marketing. Y, a través de sus textos, espera que sus lectores se enganchen a sus mismas pasiones.