Qué es la planeación estratégica de una empresa y cómo se implementa un proceso de planificación

Carlos Quintana Emprendedores

9 minutos de lectura 0 comentario

La planeación estratégica, también conocida como planificación estratégica, es seguramente el proceso más importante que una empresa puede usar para alcanzar un sano crecimiento y una posición de ventaja en el mercado. Veamos de qué se trata dicho proceso y cuál es la forma de implementarlo.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

Entendiendo el concepto de planeación estratégica de una empresa

Antes de abordar el concepto en cuestión nos gustaría señalar algo importante. Si piensas que la planeación estratégica es una cosa de grandes empresas, te equivocas. Sea que tengas una pequeña tienda online o que hayas acabado de darle vida a una nueva startup, la planeación estratégica es un instrumento de negocios adapto para cualquier tipo de realidad en cualquier etapa de su vida. Comencemos a entender de qué se trata.

El concepto de planeación

Difícilmente podemos hablar de planeación estratégica sin dedicar un par de palabras al concepto de planeación como tal. En términos simples, la planeación consiste en determinar un curso de acción a seguir. A través de dicho proceso, se deben establecer tres cosas fundamentales:

  1. Las pautas de orientación
  2. La secuencia de acciones a seguir
  3. El tiempo necesario para llevar a cabo dichas acciones

En otras palabras, podemos entender la planeación como aquel proceso a través del cual se establecen una serie de objetivos y el modo de alcanzarlos. A nivel administrativo y de gestión, la planeación le permite a una empresa definir su rumbo, reducir la improvisación, optimizar los procesos de toma de decisiones, y fomentar la eficiencia.

Finalmente, la planeación presenta diversos niveles dentro del mundo corporativo siendo uno de ellos el estratégico. Precisamente, la planeación estratégica es aquella que se caracteriza por una naturaleza amplia y general que busca generar una estrategia a largo plazo para toda la empresa. Veamos la siguiente gráfica para entender esto mejor:

niveles de planeacion de una empresa

Partiendo de esta imagen, es tiempo de ver los detalles que definen el concepto de planeación estratégica.

Qué es la planeación estratégica

La planeación estratégica es un proceso que le permite a la empresa formular los objetivos que desea alcanzar a largo plazo y establecer las acciones que son necesarias para alcanzar dichos objetivos.

La planeación estratégica es amplia y general con respecto a su enfoque y su horizonte temporal. De hecho, el enfoque de la planeación estratégica de una empresa está dirigido hacia toda la organización y su horizonte temporal se concentra en alcanzar objetivos concretos a largo plazo.

Teniendo en cuenta lo anterior, la planificación estratégica busca, fundamentalmente, responder a las siguientes tres preguntas:

  1. ¿Hacia dónde queremos ir?
  2. ¿Qué camino tomaremos para llegar allá?
  3. ¿Cómo estamos progresando por el camino que nos hemos trazado?

A pesar de que esta definición sea bastante precisa, la planeación estratégica de una empresa puede estar orientada hacia 4 objetivos diversos. Veamos cuáles son.

4 objetivos de la planeación estratégica

En su nivel más básico, la planeación o planificación estratégica busca elaborar un plan de acción articulado (objetivo 1). Es decir, una estructura en la cual estén bien definidos los objetivos así como la misión, visión y valores de la empresa.

Sin embargo, para que dicha estructura tenga sentido es necesario apuntar hacia una diferenciación estratégica (objetivo 2) que te permita conocer tu posición en el mercado. Para ello, necesitas añadir una serie de datos externos como, por ejemplo, el tipo de imagen corporativa que posees, la interacción que tiene el cliente con tu empresa, las acciones que están llevando a cabo tus competidores o las tendencias de tu industria.

Obviamente, si lo que te interesa es la aplicabilidad de tu plan estratégico, seguramente necesitarás promover activamente y de manera estructurada el compromiso organizacional (objetivo 3) de cada uno de los integrantes de tu equipo. Para lograr esto, debes asignarle a cada miembro de tu equipo un objetivo claro que encaje en tu proceso de planificación estratégica. Dicho proceso debe partir desde la cima de tu organización y distribuirse hacia abajo en modo que cada integrante sepa exactamente cuál es su cuota de participación dentro de dicho proceso.

Finalmente, la mayoría de las veces la planeación estratégica busca producir una transformación organizacional (objetivo 4). Una vez tengamos un plan de acción articulado, estratégico y bien distribuido a lo largo de la organización podemos optar por evaluarlo periódicamente lo cual nos permitirá cambiar comportamientos al interior de nuestro negocio optimizando, además, los procesos de toma de decisiones.

objetivos de una planeacion estrategica

Ahora que ya tenemos una buena idea sobre el concepto de planeación estratégica y de los objetivos generales que busca alcanzar un plan estratégico, es tiempo de mirar algunos detalles sobre la forma adecuada de implementar el proceso de planeación estratégica en una empresa.

Cómo implementar un proceso de planeación estratégica

Son muchas las formas en que se puede concebir y diseñar un proceso de planeación estratégica. Sin embargo, en términos generales dicho proceso comprende cuatro fases fundamentales: evaluación, diseño, construcción y gestión. Por lo general, las primeras tres fases las podemos implementar en dos o tres meses lo cual significa que la mayor parte del año estaremos enfocados en la gestión y evaluación de nuestro plan de acción. Veamos en detalle cada una de estas fases.

Evaluación

El proceso de planeación estratégica de una empresa debe comenzar respondiendo a una pregunta fundamental: ¿En qué punto se encuentra nuestro negocio actualmente? Para ello, necesitamos llevar a cabo una evaluación que podemos dividir en las siguientes dos partes:

  1. Análisis general de la industria y mercado en el cual operamos
  2. Implementación de herramientas estratégicas de evaluación

Veamos cada una de ellas.

Análisis general de la industria y mercado

Para llevar a cabo este análisis, necesitamos llevar a cabo una investigación que nos permita responder preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué tan grande es nuestra industria?
  • ¿Cuál es su tasa de crecimiento?
  • ¿Quiénes son los principales competidores?
  • ¿Cuáles son las tendencias a nivel de precios?
  • ¿Qué tipo de productos buscan los consumidores de tu mercado meta?
  • ¿Qué tipo de regulaciones legales existen en tu industria?

Una buena forma de afrontar dicha investigación, consiste en llevar a cabo un análisis PESTEL. Dicho análisis te permitirá tener claridad con respecto a tu entorno de acuerdo a las siguientes variables de las cuales se desprende el nombre de dicho tipo de análisis:

  • Político
  • Económico
  • Socio-cultural
  • Tecnológico
  • Ecológico
  • Legal

Una vez hayas recolectado este tipo de información, puedes pasar a utilizar algunas de las más útiles herramientas de estrategia empresarial.

Herramientas estratégicas de evaluación

Existen varias herramientas que puedes utilizar para evaluar el estado actual de tu compañía. Sin embargo, te aconsejamos que implementes las siguientes dos herramientas.

Análisis FODA

Sin lugar a dudas, la mejor herramienta de evaluación de tu empresa está representada por este tipo de análisis que te permitirá medir con claridad las fortalezas y debilidades de tu empresa así como las oportunidades y amenazas que te ofrece el mercado.

Modelo de 5 fuerzas de Porter

Evaluar a tu competencia y determinar la ventaja competitiva que posee tu empresa es otro aspecto que deberías considerar en esta fase. Para ello, te aconsejamos implementar el modelo de 5 fuerzas de Porter, una herramienta estratégica con la cual podrás medir las siguientes variables:

  • La competencia en la industria
  • El potencial de nuevos competidores en la industria
  • El poder de negociación los proveedores
  • El poder de negociación de los consumidores
  • Las amenazas de nuevos productos o servicios

Igualmente, puedes también realizar una comparación referencial o benchmarking que te permita complementar aún más tu análisis de la competencia Después de que hayas llevado a cabo dichos análisis, puedes pasar a la siguiente fase del procesos de planificación estratégica de una empresa.

fase de evaluación dentro del proceso de planificación estratégica

Diseño

La fase de diseño inicia con la elaboración de nuestra misión y visión de la empresa. Lo primero que tienes que hacer es definir tu misión, es decir, la razón de existir de tu empresa y el propósito primordial de esta.

Una vez que hayas definido tu misión, puedes proseguir a formular la visión de tu empresa, es decir, la imagen que quieres que tenga tu negocio en el futuro. Es importante recordar que la planificación estratégica de una empresa busca, primordialmente, que nos movamos del lugar en el cual estamos ahora hacia ese estado futuro que queremos alcanzar.

Una vez que hemos evaluado nuestro presente y diseñado nuestro futuro, podemos darle forma al camino que conectará nuestro presente con nuestro futuro, es decir, podemos comenzar a diseñar nuestros objetivos estratégicos a largo plazo. Dicho objetivos, deben concentrarse en cuatro áreas esenciales:

  • Nuestra situación financiera
  • Nuestros clientes
  • Nuestra estructura operacional
  • Nuestro capital humano

Después de concebir la estructura del camino que te llevará al futuro que deseas alcanzar, puedes comenzar a construir tu plan estratégico.

Construcción

La construcción de tu plan estratégico debe comenzar con una definición de las metas que quieres ir alcanzando a lo largo del camino que te has trazado para llegar al futuro que formulaste con tu visión corporativa. A lo largo de dicho camino, lo ideal es establecer un par de metas para cada uno de los cuatro objetivos estratégicos a largo plazo que mencionamos antes.

Una vez hayas definido dichas metas, puedes comenzar a distribuirlas a lo largo de toda la organización comenzando con cada departamento hasta llegar a cada individuo de la organización. Ten en cuenta que muchas empresas miden el éxito de dichas metas utilizando los famosos KPIs o indicadores de rendimiento.

fase de construccion de la planeacion estrategica en una empresa

Gestión

Después de que hayas construido y puesto en marcha tu plan estratégico, comienza la fase de gestión de tu proceso de planificación estratégica. Sin embargo, para que dicha gestión sea eficaz es importante que dispongas de los siguientes tres elementos:

  1. Personal enfocado
  2. Sistema de recolección de datos
  3. Proceso de evaluación

Con respecto al personal, es fundamental que cada individuo sepa exactamente qué tiene que hacer y para cuándo. Si no hay claridad sobre esto, es imposible que funcione la gestión de tu plan.

Por otra parte, es muy importante que tengas a la mano un sistema de gestión que te permita recolectar datos de manera uniforme y precisa a lo largo de la organización. Puede ser una simple hoja Excel o, preferiblemente, alguna de las múltiples aplicaciones y software que existen hoy en día sobre control de horario para empresas.

Por último, es fundamental que establezcas un proceso de evaluación para tu plan estratégico a través de reuniones periódicas (mensuales o trimestrales) que te permitan medir de manera precisa el progreso que se está llevando a cabo.

Todas las fases que acabamos de ver tienen una enorme importancia dentro del éxito de tu proceso de planificación estratégica. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los planes estratégicos tienen la misma estructura. De hecho, existen muchos modelos que las empresas utilizan para construir e implementar sus planes. A continuación, veremos un par de ejemplos de planeación estratégica que esperamos te sirvan para ver el lado práctico de lo que hemos apenas mencionado.

Ejemplos de planeación estratégica

Para cerrar este artículo queremos referirnos a la forma práctica en que se pueden utilizar algunos de los modelos de planeación estratégica más usados de hoy.

Modelo cascada para una tienda de bicicletas

El primer ejemplo de planeación estratégica que queremos compartir contigo utiliza el modelo cascada como punto de referencia. Como su nombre lo indica, dicho modelo representa la distribución de los objetivos a lo largo de la organización a través de un proceso que parte desde la visión de la compañía y baja a través de los valores de la empresa, las áreas de enfoque, los objetivos y los proyectos de cada departamento y participante dentro de la organización. En la siguiente imagen, podemos ver un detalle de la forma en que una tienda de bicicletas usa el modelo cascada para elaborar su procesos de planificación estratégica:

ejemplo de planeacion estrategica con modelo cascada

Modelo BSC para una compañía aérea

Otra herramienta bastante usada en el ámbito de la planeación estratégica es el llamado modelo BSC (Balanced Scorecard) o Cuadro de Mando Integral. Dicho modelo te permite visualizar todos tus objetivos de manera bastante simple y sistemática lo cual es bastante útil a la hora de comunicar tus objetivos.

El modelo BSC nos ofrece una estructura de gestión estratégica en la cual se incluyen las siguientes cuatro dimensiones principales: finanzas, clientes, procesos internos, y aprendizaje & crecimiento. El modelo BSC organiza dichas dimensiones de acuerdo a las prioridades que tenga la compañía y añade a cada una de ellas los objetivos estratégicos que se desean alcanzar. El siguiente ejemplo de planeación estratégica utiliza este modelo para una aerolínea:

ejemplo de planeacion estrategica con modelo bsc

Como te habrás podido dar cuenta a través de este par de ejemplos de planeación estratégica, la visualización e implementación de un plan estratégico ofrece una gran variedad de matices. En todo caso, esperamos que este artículo te haya dado una buena base con respecto al concepto, importancia y elaboración de un proceso de planificación estratégica empresarial.

Si quieres explorar a fondo algunas de las herramientas que hemos mencionado a lo largo de este artículo o simplemente quieres acceder a más consejos sobre emprendimiento, te invitamos a que te suscribas a nuestro blog.

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

¿Quieres saber más?

Carlos Quintana
Carlos Quintana
Carlos es escritor y editor de contenidos especializado en temas de emprendimiento y estrategia digital. A través de sus artículos busca ayudar a los emprendedores a optimizar sus negocios.